murcia instituto hispanico spanish courses spain monitor programa escolar

|

El éxito de un programa escolar depende en gran manera de la comunicación entre todos y el esfuerzo en aclarar malentendidos lingüísticos y culturales. Tras 20 años organizando estos programas sabemos exactamente los ingredientes para conseguir el éxito total de esta experiencia: respeto y sentido común.

ANTES DE LLEGAR A MURCIA

Hay que resaltar la importancia que tienen los monitores en estos programas. Creemos fundamental la preparación de los alumnos antes de la llegada a Murcia explicándoles muy bien la cultura española, cómo es la comida, qué deben esperar de las familias de acogida, cómo comportarse con sus profesores, y que tienen que aplicar el sentido común en cada momento. Recomendamos que los monitores den a los estudiantes TODA la información posible acerca de su programa y la ciudad de destino.

Siempre pedimos a los monitores información sobre el nivel de español de los estudiantes y el contenido de las lecciones. Así, el éxito de las clases está asegurado. Por otra parte, también pedimos información de alojamiento en parejas así como acerca de problemas de salud, alimenticios y alergias de los estudiantes.

No hay que confundir alergia a los frutos secos o no comer cerdo por razones religiosas, con preferencias tales como: “no me gusta el pollo” o “prefiero patatas fritas a un gazpacho”. Hay que recordar que los estudiantes se tienen que adaptar a las familias de acogida y no al revés.

Nos reunimos con las familias de acogida la semana antes de la llegada del grupo para explicarles punto por punto el programa escolar. Aún así, llamamos a las familias todos los días para comprobar que todo está bien y que no hay dudas al respecto.

DURANTE LA ESTANCIA

Insistimos en que las familias de acogida estén siempre y en cada momento con los estudiantes en casa, pero por razones obvias, no siempre puede ser así. La mayoría trabaja y muchas no pueden estar a la hora de la comida. Éstas tienen un contrato firmado con la escuela y un documento sobre qué hacer y qué no.

Damos un plano personalizado a cada estudiante con direcciones de casa a la escuela y al punto de encuentro para excursiones en autobús al llegar a Murcia. De todas maneras, si el estudiante se perdiera o no supiera regresar a casa, podrá siempre preguntar a cualquier persona.

Los monitores tienen contacto directo con las familias para que así puedan ayudar a resolver problemas de comunicación entre sus estudiantes y nuestras familias de acogida. Un estudiante podrá ser cambiado de familia siempre y cuando existan motivos de peso para ello. Nuestras familias llevan muchos años con nosotros y saben qué hacer en todo momento. Rogamos encarecidamente que se aplique siempre el sentido común y se cumplan las normas establecidas por IH Murcia o los monitores del grupo escolar.

En todas las actividades y excursiones organizadas por IHM hay un miembro de nuestra escuela. La puntualidad también es importante: Por supuesto, por respeto a los demás compañeros y el éxito del programa. La impuntualidad de un estudiante puede derivar en el retraso o incluso la pérdida de un día de excursión.

EN CLASE

Nuestros profesores utilizan juegos para que los estudiantes aprendan de una forma distendida y se lo pasen bien, pero éstos tienen que ser conscientes de que son clases y existen unas normas básicas de comportamiento y respeto.

Por ello, e independientemente de su edad, los estudiantes deben mostrar el mismo respeto que en sus respectivos colegios, es decir, se respeta al profesor, no se come, no se eructa, no se grita, no se anda descalzo, no se pisan las sillas ni las mesas, se pide puntualidad, se hacen las actividades propuestas, etc. La autoridad de nuestros profesores es muy limitada dado que el grupo viene para una corta estancia y creemos que ésta es labor de los monitores del grupo recordándoles a sus estudiantes la importancia del respeto.

EN CASA

Durante casi 20 años organizando estos programas hemos tenido algunas “quejas” por parte de algunos estudiantes que, al fin y al cabo, son malentendidos culturales y de comprensión, pero que pueden hacer la estancia incómoda. Recopilamos a continuación algunas de ellas:

La señora de la casa ha entrado a mi habitación”: Las familias tienen muy en cuenta la privacidad del estudiante, y saben que tienen que pedir permiso para entrar en su habitación, incluso para limpiar, si así fuera necesario. Los estudiantes deben recordar que no están en un hotel y que deben tener su habitación ordenada y limpia.

“No entiendo a mi familia, habla muy rápido”: En toda España, y en todos los países, hay acentos. Las familias intentan vocalizar y hablar despacio para hacerse entender, así que todos tenemos que hacer un pequeño esfuerzo. De todas formas, la riqueza de una lengua radica en su vocabulario y en sus acentos... y siempre se puede pedir a la familia que hable más despacio.

No hay agua caliente en mi casa”: En las casas existe un aparato que se enciende para conseguir agua caliente. Las familias siempre explican cómo funciona.

No me gusta la comida”: Nuestras familias hacen un gran esfuerzo en dar todo lo mejor a los estudiantes, pero, por supuesto, estos no comen a la carta. Lo más fácil para ellas sería darles patatas fritas, hamburguesas y pizza todos los días, pero siendo éste un programa de inmersión cultural, los estudiantes son los que se tienen que amoldar a las costumbres y comidas de la familia, así como ser agradecidos con ella.

Mi familia me dice que apague la luz”: El consumo de agua o electricidad tiene que ser moderado, por razones de gasto económico y medioambientales. En Murcia escasea el agua y existe una conciencia muy arraigada de no desperdicio. Esto no significa que no usan el agua, sino que la aprovechan.

Habitaciones con olor a humo”: Nuestra familias no fuman, o fuman en la terraza, pero como son muy gentiles y amables, algunas veces acogen a estudiantes que sí lo hacen, por lo que una persona muy sensible puede percibir algo de olor. En todos los casos, las habitaciones son limpias y aireadas en todo momento y cada vez en este país las personas fuman menos.

No tenemos el horario de los autobuses de Murcia”: El grupo tendrá toda la información necesaria antes de llegar a Murcia. Si, por descuido nuestro, les faltara cualquier dato, con mucho gusto se lo haremos llegar.

No hay plancha o calentador de agua”: Tenéis que recordar que estáis en España y que algunos aparatos eléctricos como la “kettle” no es muy común en España.

¿No puedo comer en clase?”: Nos tememos que no, por razones de higiene y respeto a los profesores y otros alumnos. Hay que recordar a los estudiantes que el ambiente en las clases siempre es relajado, pero es fundamental el respeto a los profesores y el saber estar. Algunas veces hemos encontrado alumnos descalzos por las aulas, chillando y corriendo, y esto rompe la armonía y el respeto a los demás. Apliquemos siempre el sentido común.

 

Recordad que es una experiencia inolvidable para los estudiantes y que nuestra actitud y nuestra comunicación tienen un papel importantísimo en el éxito de esta experiencia.

spanish courses spain

Instituto Hispánico de Murcia | Spanish courses in Spain

0
0
0
s2smodern
powered by social2s